#EnVivoMeExcito

días
horas
minutos
segundos

MANIFIESTO PORNO

#EnVivoMeExcito

Desde tiempos inmemoriales la música nos ha reunido, como el fuego convoca en una noche fría, encendiendo los cuerpos con euforia rítmica y pasión melódica. La experiencia musical es inherentemente colectiva y placentera, y nuestros cuerpos lo saben. Ya en la antigua Grecia la música era considerada el afrodisiaco más temido. En la actualidad la ciencia ha demostrado que el “orgasmo musical”, ese irresistible escalofrío que nos pone los pelos de punta al escuchar nuestras bandas favoritas, responde a una liberación de dopamina en cantidades que en algunos casos pueden acercarse a las generadas por el orgasmo sexual o el consumo de drogas.

Durante el Siglo XX la rápida evolución de la música y de su industria dio pie a un sinnúmero de géneros y tendencias. El delirio de los fanáticos por sus artistas favoritos llegó a niveles insólitos con los fenómenos de Elvis, The Beatles y Michael Jackson, por nombrar algunos. En particular, los 80’s se transformaron en un símbolo de excesos, donde artistas de estilos como el glam rock explotaron la relación entre el placer musical y sexual, incluso llevando al plano terrenal las fantasías de muchas de sus “groupies”.

Hoy, en el mundo de la hiperconectividad, cada vez se hace más imperativo encontrar vías de escape para desenchufarnos y así despertar nuestras emociones más primitivas. La música en vivo es un cóctel de estímulos, con sonidos, vibraciones y colores que inducen un trance colectivo de efecto catártico. Confucio ya nos adelantaba que “la música produce un placer del que la naturaleza humana no puede prescindir".

En Fanear hacemos el llamado a abrir tus sentidos y volver a excitarte con nuevas experiencias musicales. A vibrar con el trueno de los bajos, escuchar el sonido del alma en un solo de guitarra, levitar en las nubes de los sintetizadores, erizarte con un coro a dos voces, serpentear al ritmo de los platos. A quedarte sin aire cuando las luces se apagan y el telón se empieza a mover. A no contenerte y ser el primero en pararse a aplaudir, en saltar hacia la reja e iniciar el mosh. A cerrar los ojos y descifrar el arte de esa banda independiente, hasta ahora desconocida, que podría entrar al selecto grupo de “tus bandas de cabecera”.

Te invitamos a explorar la ciudad a través de los ojos de sus artistas, descubrir nuevas propuestas, llevar amigos a las tocatas, y no perderte OTRA vez la visita de tu banda favorita. Porque la música nació para ser compartida en vivo. Y la vida es muy corta como para no disfrutarla en plenitud.

Por eso yo, #EnVivoMeExcito .

Félix Barros

Co-fundador & Director Ejecutivo

Fanear